Arzobispos de Los Ángeles y Cincinnati hacen apuesta amistosa antes del Super Bowl